PRANAYAMA



El pranayama es la ciencia del control del prana (energía), se llama Pranayama.

Anayama = reprimir, dominar.

El prana obedece al pensamiento, en otras palabras, el pensamiento concentrado permite absorber una mayor cantidad de prana.

La absorción y acumulación del prana están bajo el control del pensamiento porque es éste quién rige la práctica del Pranayama.

Llevamos viendo en textos antiguos de diferentes culturas la importancia de la meditación en la vida de las personas para alcanzar una vida más tranquila y en resumidas, más feliz.

Lo que pasa que tenemos la imagen de la persona meditando como algo muy místico, muy difícil y que requiere una inversión de mucho tiempo.

Una vez más la percepción que tenemos de las cosas no tiene que ser la verdadera, así que te invito a continuar leyendo y ver la importancia de practicar Pranayama o cualquier tipo de meditación que te pueda venir bien a tí, ya que los resultados son bastantes rápidos y notarás bienestar a nivel global en tu cuerpo, mente y espíritu.


La energía de nuestro cuerpo no camina al azar por él, está canalizada y guiada.

Según la anatomía del yoga existen unos 72.000 nadis "tubos, en sánscrito".

Dentro de ellos 2 son los más importantes, Ida y Píngala.

El ejercicio más clásico para practicar Pranayama es Nadi Sodhana Pranayama, es la respiración alternada sin retención de aliento.

Cómo se hace?

Abrir mano derecha, doblar el dedo índice y el medio contra la palma de la mano. El pulgar que ha quedado libre tapa la fosa derecha. El anular y el meñique para la fosa izquierda.

Inspirar izquierda, tapar derecha con el pulgar, soltar el aire y retener con las 2 fosas tapadas, 1 o 2 segundos, tapar fosa izquierda, espirar por la derecha, tapar ambas, 1 o 2 segundos de retención, inspirar por la fosa derecha, tapar ambas fosas, destapar la izquierda...

Resumiendo:

1. espirar a izquierda.

2. inspirar a izquierda.

3. espirar a derecha.

4. inspirar a derecha.

5. espirar a izquierda.

6. inspirar a izquierda.

etc....

Al principio podrá parecerte un lío pero eso es porque aún no estás familiarizado, en la segunda vez que lo practiques ya todo se volverá fácil.

Otro Pranayama, más sencillo pero que encierra mucho poder es el recital el mantra OM, mentalmente, tiene efectos físicos y pránicos más intensos que el OM emitido en voz alta.

Las retenciones de aliento estimulan la respiración celular, intensifican la producción de bioenergía y los intercambios pránicos en todo el cuerpo, y actúan poderosamente sobre el sistema neurovegetativo.

El Pranayama tiene por finalidad la absorción y la fijación del prana, la acumulación en determinados centros y el reparto de esta energía por nuestro cuerpo.

Otro ejercicio sencillo que podemos practicar es el Jalandhara Bandha, aunque sea una práctica que se hace en yoga, también lo podemos hacer fuera, en nuestro día a día.

Son contracciones musculares destinadas a influir en la circulación de la sangre, el sistema nervioso y las glándulas endocrinas.

Aseguran el control de un orificio del cuerpo. Las bandhas tienen por objetivo despertar y controlar las energías sutiles.

Cómo se hace?

Con los pulmones llenos, inspirar y retener el aliento.

Los músculos de la garganta se contraen y se ha de colocar el mentón encima del esternón.

Este ejercicio trabaja 16 centros vitales así que uno puede imaginar el impacto positivo que esto tiene para nuestro cuerpo.

Espero que al menos probeis una de las técnicas y la vayais introduciendo en vuestra vida, una vez que se prueba y se experimentan los efectos y los beneficios, ya no lo quieres dejar más.

Feliz fin de semana.

Namaste

#namastealternative #namaste_alternative #namastexperience #nepal #katmandu  

2 vues0 commentaire

Posts récents

Voir tout
  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram
  • Icono Social blogger