VATA




Existen 3 fuerzas primordiales o "humores", derivadas de los 5 elementos a las que se conoce como doshas. Vata, Pitta, Kapha. Son responsables de todas las funciones del cuerpo, tanto físicas como psicológicas.

El éter y el aire crean el principio aire, Vata.

El fuego y el agua dan lugar al principio fuego, Pitta.

La tierra y el agua producen el principio agua, Kapha.

Todos nacemos con nuestro propio equilibrio particular de doshas, que crea nuestra constitución.

El dosha predominante determina nuestras tendencias físicas, mentales y emocionales y nuestra predisposición a padecer determinados problemas de salud.

Vata es una combinación de éter y aire y es el principio del movimiento.

La palabra Vata significa "viento", de la raíz sánscrita va, que significa "soplar", "mover" u "ordenar".

Vata es nuestra fuerza vital y proviene fundamentalmente del aliento.

Las cualidades de Vata:

Seca, fría, ligera, irregular, aguda, dura, móvil, sutil, áspera, clara.

Es la fuerza que da energía a todo el cuerpo y a la mente, que se refleja en la circulación de la sangre y de la linfa, y en cada impulso del sistema nervioso.

Es la fuerza motivadora de las otras dos doshas, que son incapaces de moverse sin ella.

Las perturbaciones de Vata tienden a presentar unas implicaciones mayores que en los otros dos doshas.

Afectan a la mente principalmente, además de todo el cuerpo.

Dentro de nuestro organismo Vata controla:

El parpadeo, el movimiento del aire al entrar y salir de los pulmones, los latidos del corazón, los impulsos neuronales, los movimientos de la digestión y del metabolismo, la eliminación de las sustancias de desecho, la circulación de sangre y linfa, movimiento de nutrientes hacia células...

En el campo de la emoción, Vata controla:

Equilibrio mental, ideas y mente, inspiración, creatividad, adaptabilidad mental, comprensión, miedo, angustia, inseguridad, visión, imaginación...

Vata es aire contenido en el espacio (éter) y se encuentra en nuestro cuerpo en el corazón, el tórax, en el abdomen, la pelvis, los poros de los huesos, la médula ósea, el cerebro, vejiga y sistema nervioso.

El abdomen inferior ( pelvis, tracto urinario, aparato reproductor, intestinos, zona lumbar ), es donde Vata se acumula.

Los oídos y la piel, oído y tacto, también son regidos por Vata.

Vata se expulsa del cuerpo a través del gas y de la energía muscular nerviosa.

El aire puede moverse por nuestro cuerpo siempre que no haya obstáculos que lo dificulten.

Si existe demasiado espacio puede producir estreñimiento.




Las personas Vata:

Como lo es el viento, las personas Vata son mutables y normalmente, irregulares física y emocionalmente.

Pueden ser muy altas o muy bajas, con complexión delgada y ligera.

Cuando están tristes, pueden perder peso rápidamente.

Sus articulaciones suenan con frecuencia.

Como su apetito es variable, o comen mucho o no tienen gana de comer nada, hacen comidas irregulares, lo que puede provocarles picos hipoglucémicos.

Suelen tener mucho frío, son frioleros y por consiguiente, hacen que tengan una circulación deficiente, suelen notarseles  las venitas en la piel.

Les encanta el sol y el calor.

Son personas muy energéticas lo que les hace secarse, por eso su piel y pelo con frecuencia suelen estar secos.

También esto lo vemos en la sequedad del intestino, lo que da lugar al estreñimiento que suelen sufrir, gases, hinchazón abdominal o enfermedades del aparato digestivo en general, como por ejemplo el síndrome de colon irritable.

Las mujeres suelen tener ciclos irregulares pudiendo perder incluso la menstruación en tiempos de estrés.

Activas, inquietas, de poco sueño y con muchos muchos sueños en ocasiones describen también a Vata.

Problemas de insomnio.

Suelen iniciar varios proyectos a la vez pero no terminarlos, mala concentración, miedo y ansiedad, lo que les lleva a sufrir problemas nerviosos.

Tendencia a estar por debajo de su peso.

Gusto por las comidas dulces, agrias y saladas.

Ejercicios como el Pranayama o el yoga son los apropiados para este dosha ya que los ejercicios aeróbicos aunque a priori pueda parecer que les son beneficiosos, les sientan a largo plazo, mal.

Dentro de cada dosha existen 5 tipos del mismo.

Prana Vata : Se localiza en la cabeza, en el cerebro. Gobierna la inhalación y la deglución.

Rige la consciencia, la mente, el corazón y los sentidos

Udana Vata : Reside en el pecho y la garganta. Es responsable del entusiasmo y la buena memoria, fuerza, motivación y esfuerzo y gobierna la autoexpresión.

Problemas del tipo eruptos, vómitos, tos, problemas de habla...

Samana Vata : Se localiza en el intestino delgado y el estómago, es la fuerza de la digestión.


Vyana Vata : Se localiza en el corazón y circula por todo el cuerpo. Rige aparato circulatorio y los músculos. Agravado provoca lesiones de coordinación y problemas al andar.

Apana Vata : Localizada en el bajo vientre y el colon.

Responsable de la eliminación de los desechos. Agravada provoca problemas de estreñimiento, diarreas, complicaciones durante la menstruación...

Esta dosha es muy importante porque apoya a todas las demás y constituye la base de la mayoría de los trastornos Vata.

Los sabores dulce, agrio y salado, disminuyen Vata.

Los sabores picante, amargo y astringente, aumentan Vata.

En www.namastealternative.es trabajamos los doshas mediante la alimentación y pequeñas pautas para  el día a día, programas de comidas semanales para poder incluir a los niños, y también lo acompañamos con un prisma más completo en el que aportamos ideas, formas y cambios para instaurar en el día a día, fáciles y con una mejoría a corto plazo de la salud en general.



#NAMASTEALTERNATIVE #NAMASTE_ALTERNATIVE #COACHING #COACHINGNUTRICIONAL #AYURVEDA #ALIMENTACIONAYURVEDA

5 vues0 commentaire

Posts récents

Voir tout
  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram
  • Icono Social blogger